País
Miércoles 26 de Enero de 2011

Barreda fue detenido en su casa y trasladado a la cárcel de Gorina

El odontólogo Ricardo Barreda, condenado a prisión perpetua por cuádruple homicidio, fue detenido esta tarde en su casa del barrio porteño de Belgrano luego de que la justicia platense le revocara el beneficio del arresto domiciliario por considerar "injustificada" una salida que efectuó.

Barreda fue apresado por efectivos de la División Delitos Interjurisdiccionales y más tarde será llevado a la cárcel de Gorina, en las afueras de La Plata, donde había estado detenido antes de que se le concediera la morigeración del cumplimiento de la pena.

Esta mañana el camarista platense Raúl Dalton explicó que, tras analizar las pruebas y escuchar a testigos, arribó a la conclusión de que Barreda realizó una salida "injustificada" de su casa del barrio de Belgrano para ir a tomarse la presión a una farmacia.

"Lo que consideré es que su salida no estaba justificada porque no existió la urgencia médica que él alegó", sostuvo Dalto al canal TN y detalló que envió una orden de detención al juzgado de rogatorias porteño para que la Policía Federal lo detenga.

Fuentes judiciales confirmaron al respecto que la Policía Federal retiró este mediodía del Juzgado Penal de Rogatorias la orden de arresto del odontólogo.

Tras ser nuevamente detenido, Barreda debe ser llevado por efectivos del Servicio Penitenciario Bonaerense a la cárcel de Gorina, de régimen semiabierto, donde estaba preso antes de que se le concediera el arresto domiciliario.

El camarista dijo que está "plenamente acreditado" que Barreda transgredió el beneficio por las imágenes captadas por un canal de televisión y por la declaración que prestó el propio condenado cuando lo interrogó.

Respecto de las empleadas de la farmacia que declararon que no vieron a Barreda en el comercio, el juez dijo que sus explicaciones no lo convencieron, pero que no les iniciará actuaciones por falso testimonio.

"Ellas declararon, una que estaba limpiando y no lo vio y la otra que justo había salido y que se enteraron de que había ido Barreda por dichos de la esposa del propietario de la farmacia", recordó Dalto, quien dijo que tampoco consideró acreditado que fuese a tomarse la presión.

Agregó que ese mismo día, Barreda había ido al Hospital Pirovano y que la esposa del dueño de la farmacia, en otras ocasiones, había ido a atenderlo a su domicilio y en días posteriores el SAME concurrió a su casa por una descompensación.

Dalto explicó que la defensa del odontólogo puede apelar ante los otros dos integrantes de la Cámara platense, que funcionan como tribunal de alzada, la medida que él adoptó, pero mientras ese planteo se resuelve, Barreda debe permanecer en la cárcel.

En tanto, el magistrado adelantó que el lunes debe resolver sobre la libertad condicional del odontólogo y aclaró que "son dos cosas distintas y en principio no tendría porqué influenciarme".

"Por el cómputo que hice a fin de año le correspondía (la libertad condicional) y evalué los informes del Servicio Penitenciario", dijo el camarista, quien de esta manera dio a entender que si bien hoy ordenó la detención de Barreda, el lunes podría concederle la libertad condicional.

La situación de Barreda quedó bajo la lupa cuando días atrás un camarógrafo de un canal de televisión tomó imágenes suyas junto a su pareja, Berta André, cuando caminaba frente a su domicilio, en el barrio de Belgrano.

Barreda gozaba hasta hoy del beneficio de arresto domiciliario, tras ser condenado a prisión perpetua por asesinar, en 1992, a su cónyuge, Gladys de 57 años; a su suegra, Elena Arreche, de 86; y a sus hijas Cecilia y Adriana, de 26 y 24, respectivamente, en la casa en la que vivían, en el centro de La Plata.

Fuente: Telám

Comentarios