Ovación
Domingo 22 de Mayo de 2016

Barcelona superó a Sevilla y se consagró campeón de la Copa del Rey

Se impuso por 2-0 en tiempo suplementario, con tantos de Jordi Alba y Neymar, tras haber igualado sin goles en el tiempo regular. Mascherano y Banega fueron expulsados.

Barcelona se coronó campeón de la edición 2015-2016 de la Copa del Rey tras vencer por 2-0 al Sevilla en el tiempo suplementario, en el duelo que se disputó en el estadio Vicente Calderón. Fue el segundo título de la temporada para el conjunto "Blaugrana", que hace una semana se había consagrado en la Liga española.
No fue fácil el encuentro para los dirigidos por Luis Enrique ante un equipo que también llegaba en alza tras haber ganado hace pocos días su tercera Europa League de manera consecutiva.
Además, el elenco catalán sufrió la prematura baja de Javier Mascherano, quien vio la tarjeta roja a los 35 minutos de la primera etapa, tras tomar de la camiseta en el ingreso al área a un rival que se disponía a quedar mano a mano con el arquero Ter Stegen.
La estelar delantera conformada por Lionel Messi, Neymar y Suárez no iba a lograr marcar la diferencia ante la solidez del conjunto adversario, que también se animó a adelantarse en el campo de juego y llegar con peligro al área rival.
En un duelo con un desarrollo parejo, Barcelona iba a sufrir, también, la salida de Luis Suárez por lesión. El uruguayo sintió un tirón en una de sus piernas cuando se jugaban solo cuatro minutos de la segunda parte y pidió el cambio.
Ya en tiempo de descuento, Ever Banega iba a ser expulsado en el conjunto andaluz y se iba a convertir en el segundo futbolista argentino en dejar la cancha por ver la tarjeta roja.
Ya diez contra diez, y tras una igualdad sin goles, el encuentro llevó su definición al tiempo suplementario. Allí, el Barcelona no tardaría en encontrar la ventaja: en solo cuatro minutos, Jordi Alba decretó el 1-0 luego de una estupenda habilitación de Messi. Y, en el cierre de la segunda parte de la prórroga, Neymar iba a disponer el 2-0 final tras otra gran acción de "La Pulga".
El trofeo marca el fin de la temporada para un Barcelona que, aunque no pudo cumplir su sueño de levantar una nueva Champions League tras quedar eliminado en los cuartos de final, celebró dos títulos.

Comentarios