Mundo
Jueves 23 de Julio de 2015

Barack Obama definió los últimos detalles para concretar el cierre definitivo de Guantánamo

La clausura de la controvertida prisión militar ubicada en Cuba ha sido una de las promesas electorales del presidente de EEUU.

La Casa Blanca aseguró que estaba en la etapa final de preparación de un plan para cerrar la criticada prisión militar estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba, en la que están detenidos extranjeros sospechosos de terrorismo. El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest dijo que el gobierno espera “tomar un atajo” para evitar la oposición de los republicanos en el Congreso que han impedido que el presidente Barack Obama cierre la prisión, uno de sus principales objetivos cuando asumió el cargo en 2009. “Es un trabajo complicado, pero hicimos muchos progresos importantes”, dijo Earnest. “Es una prioridad del presidente. El cree que forma parte de nuestros claros intereses de seguridad nacional cerrar la prisión en la bahía de Guantánamo”, agregó.
La prisión ha sido fuente de abusos, como sumergir la cabeza en el agua a prisioneros durante interrogatorios, y la Casa Blanca dice que es usada como una herramienta de propaganda de grupos militantes para reclutar combatientes.
El diario New York Times informó ayer que la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, se reunió recientemente con el secretario de Defensa, Ash Carter, y le presentó un memorándum que sostenía que tenía 30 días para tomar una decisión sobre el traslado de prisioneros desde la base naval de Guantánamo. Pero el diario dijo que Carter no se comprometió a trasladar a los prisioneros para una fecha en concreto. Hay actualmente 116 detenidos en el centro.
Los legisladores republicanos han argumentado que trasladar a los prisioneros de Guantánamo a otros países terminaría finalmente en su liberación y que podrían convertirse en una amenaza para Estados Unidos. Los congresistas también han tomado medidas para evitar que los hombres sean trasladados a prisiones en el país. Earnest dijo que la Casa Blanca compartirá el plan con los legisladores una vez que esté completado. “El cierre del centro de detención en Cuba es un asunto de  seguridad nacional y su mantenimiento no refleja un uso efectivo  de los recursos gubernamentales”, agregó Earnest a los periodistas.
La iniciativa del presidente Obama de cerrar la prisión fue bloqueada en varias oportunidades por miembros del Congreso. Tras asumir su cargo en enero de 2009, Obama ordenó el cierre de la prisión naval. El proceso se vio entorpecido por la falta de lugares para mandar a los presos, junto con las acciones del Congreso para bloquear la transferencia de sospechosos a cortes civiles estadounidenses o el traslado a prisiones en territorio norteamericano. Cientos han sido liberados y entregados a sus gobiernos o terceros países. Hasta junio, 116 hombres se encontraban en el centro de detención.
La controvertida base naval en la bahía de Guantánamo, en el extremo oriental de Cuba, está bajo control de Estados Unidos en virtud de un tratado de arrendamiento que data inicialmente de 1903. La Habana reclama la devolución del territorio, pero Washington se niega a ello apuntando al carácter perpetuo del alquiler, que Cuba no reconoce desde 1959. El canciller Bruno Rodríguez pidió que se restituya el  territorio a Cuba durante su viaje a Washington el lunes para proceder a la apertura de la embajada.

Comentarios