País
Martes 24 de Febrero de 2015

Bajo el cielo rojo de Chubut

El fuego consumió más de 13 mil hectáreas y no dio tregua. Los bosques nativos y centenares de animales fueron arrasados en esa región.

Los fuegos en el noroeste de Chubut continúan sin control y se extienden hacia otros parajes de la región del lago Cholila, donde se desencadenó el estrago hace más de una semana. Al menos ya son 13.000 hectáreas de bosques nativos y centenares de animales arrasados en la región, confirmaron del Servicio Nacional de Manejo del Fuego. Entre los ejemplares afectados se cuentan un grupo de alerces milenarios que se encuentran en el nacimiento del Río Tigre, un afluente que circula por el Parque Nacional Los Alerces.

Los numerosos focos ígneos, que se expanden a unos 1.600 metros de altura en una zona escarpada, obligaron ya a la evacuación de 20 familias de manera preventiva. Hasta ahora el incendio alcanzó el complejo privado “San Esteban”, y los planes preventivos podrían extenderse hasta el Paraje Villa Blanco, al norte del lago Lezana, lugar donde viven cien familias.

"Los brigadistas están trabajando en la protección de viviendas y vamos incorporando día a día recursos a través de la provincia", señaló Matías Osterc, coordinador de operaciones del Servicio Nacional de Manejo del Fuego. En el combate contra las llamas participan 130 brigadistas, ocho aviones hidrantes, tres autobombas forestales y numerosas máquinas viales.

Ahora, lo cierto es que el operativo desplegado está lejos de controlar el incendio. Ayer los aviones hidrantes no pudieron operar por el denso humo que abarcaba la región, y sólo lo hizo un helicóptero de Neuquén que atacó el frente del siniestro con el helibalde.

A las difíciles condiciones para maniobrar, la ardua tarea enfrenta también los vientos y las altas temperaturas en la zona. Según proyecta el Servicio Meterológico para los próximos días, habrá también un descenso de la humedad, lo que hará que el operativo se mantenga al máximo de sus recursos, según estimaron las autoridades.

Tal es la gravedad del incendio que ayer por la tarde se trasladó a Cholila el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, en un gesto "de respaldo al difícil trabajo” que realiza el personal apostado en la zona. Allí, en una rueda de prensa, el ministro coordinador del gobierno provincial, Juan Garitano, anunció que hoy martes el gobernador Martín Buzzi firmará un decreto en el que se declara la “emergencia ambiental en la zona”. Y adelantó el aporte de 15 millones de pesos para “paliar los gastos que están generando los siniestros”.

El ministro de Infraestructura, Maximiliano López, afirmó que “hasta el momento hay pocas familias evacuadas pero las condiciones climáticas con vientos del oeste y noroeste, lo que hace que el fuego no se pueda todavía controlar”. Por este motivo, se anunció también la llegada de 80 brigadistas más para brindar ayuda.

Las autoridades estiman que el fuego comenzó por un rayo porque se originó a 1.600 metros de altura en una zona de difícil acceso. Otro incendio persiste, también desde el domingo, en el cerro Plataforma, al fondo del paraje El Turbio (Lago Puelo), donde operan 25 combatientes para tratar de controlar un perímetro que afectó unas 250 hectáreas.

“Ya murieron cientos de animales, miles de hectáreas de bosque nativo fueron arrasadas, muchas casas ardieron por completo. Dos máquinas que trabajaban fueron devoradas por el fuego", dijo el brigadista Pablo Wegrzyn.

Pobladores del lugar estimaron que murieron dos centenares de vacas, aunque a manera de prevención las autoridades dispusieron el traslado de los animales de criadero.

La zona del incendio se encuentra a unos 25 km de distancia de Los Alerces, una gran área protegida que es conocida por su belleza y diversidad. En el bosque andino patagónico hay ejemplares de lenga, ciprés, ñire, maitén y coihue. La fauna incluye al puma, gato montés, zorro y cérvidos, entre otros. (Infobae).

Comentarios