Mundo
Viernes 10 de Junio de 2016

¡Atentos! Las mujeres manejan mejor que los hombres

"Mujeres al volante, peligro constante", reza un polémico refrán popular. Si bien ellas tiene fama -errónea- de ser malas conductoras, estadísticamente provocan menos choques y realizan menos infracciones. Sin embargo, la aceptación social de que el sexo femenino no puede tomar el control de un vehículo es muchas veces el motivo principal por el cual para muchas -especialmente cuando pasan los 40- conseguir la licencia de conducir parezca algo inalcanzable.

Un informe elaborado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) aseguró que las mujeres conducen mejor que los hombres. La investigación evaluó accidentes que involucraban a conductores de ambos sexos y los comparó con un estudio de contraste. Y la conclusión fue relevante: en el 52% de los casos la responsabilidad provenía del hombre, mientras que el restante 48% la culpabilidad era debido a las mujeres.
 
Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial, del total de nuevas licencias de conducir emitidas en 2015 en el país, 27% fueron femeninas. Aunque el 73% restante pertenece a hombres, la cantidad de mujeres que se animan a conducir es cada vez mayor: en 2010 se emitieron cerca de 30 mil licencias, en 2015 casi 800 mil y sólo hasta mayo de 2016, más de 300 mil.
 
En el marco del Día Nacional de la Seguridad Vial, Infobae analizó las conductas femeninas al volante. "Las estadísticas sin duda son indicadores positivos", dijo "Luly" Dietrich, fundadora y directora de Mujeres al Volante, que nació en 2008 como un newsletter mensual y se transformó en la primer comunidad de mujeres y autos con 250 mil seguidoras. "Es importante definir qué significa manejar bien y entender que no lo determina el género", resumió "Luly".
 
Las mujeres no sólo manejan cada vez más, sino que además participan activamente en la compra de un vehículo y se enfrentan con una industria automotriz que siempre se enfocó en los hombres. "Incluso la forma de comunicar era muy masculina", denunció Dietrich.
 
Esta influencia es cada vez más notoria pero, sin embargo, la cantidad de licencias femeninas todavía es bastante menor en comparación con las masculinas. "Al momento de sacar el permiso la mujer es más miedosa porque es más empática, está al tanto de todo lo que sucede a su alrededor y eso le provoca una sensación de temor". Por este motivo, "al ser tan precavidas y respetuosas del manejo, al momento de estar en control de una máquina se les alarga el aprendizaje", explicó la fundadora de Mujeres al Volante.
 
Esta comunidad tiene como objetivo concientizar y apoyar a las que tienen ganas o necesidad de manejar y les propone "estar al volante de su vida". "Mujeres de arriba de 50 años nos cuentan que por distintas situaciones tuvieron la necesidad de aprender a manejar: por enfermedad, por encontrarse de repente solas o sin tener movilidad", cuenta. "Pero llegan con un pre-concepto de que van a manejar mal". Sólo por ser mujeres.
 
A pesar de que brindan contención a todas ellas y que la necesidad de hacerlo empuja a tomar la decisión, a veces el miedo es más fuerte que las ganas. "De diez mujeres que prueban, seis sacan el registro", remarcó la fundadora de la comunidad que fusiona el campo femme con el mundo del motor. Aunque queda mucho camino por recorrer, la influencia de ellas en el campo automotriz es cada vez mayor y empieza a quedar claro que el buen manejo va mucho más allá del género. "Lo que pasa en la calle es tanto responsabilidad del hombre como mujer", concluyó Dietrich.
 
Fuente: infobae

Comentarios