A un click
Sábado 08 de Octubre de 2016

Aseguran que el mate te ayuda a perder peso

¿Qué mejor que encontrar algo natural, al alcance de todos y que contribuya a paliar la pandemia de obesidad (y sobrepeso)? El mate podría ser la respuesta, que como valor agregado es algo ya incorporado culturalmente a la mayoría de los hogares argentinos.

Investigadores de la Universidad Juan Agustín Maza concluyeron que el consumo de 2 litros diarios de mate, combinado con un plan alimentario, ayuda a adelgazar más rápidamente a personas con sobrepeso que si no se consume la infusión.

Lo que hicieron fue trabajar con dos grupos de mujeres que seguían un plan alimentario; a un grupo se les propuso hidratarse con 2 litros de agua diarios y al otro con 2 litros de mate. Fueron evaluadas cada 15 días en cuanto a su peso y a parámetros bioquímicos.

"Se apreció una notable diferencia entre estos grupos", señaló el bioquímico Rafael Pérez Elizalde, director del laboratorio de Enfermedades Metabólicas de la Universidad Maza y director de la investigación. El profesional explicó que entre quienes tomaron mate se aprecia una baja de la masa de grasa total, descenso del colesterol y los triglicéridos.

Esto último ya habían logrado probarlo con una investigación anterior: "Quienes consumen esta infusión tienen 10% menos de colesterol total, 15% menos de colesterol malo y 35% menos de triglicéridos en relación a una misma dieta y estilo de vida", había dicho allá por 2011 el mismo Pérez Elizalde a Los Andes.

El bioquímico detalló que el control del peso corporal obedece a que el mate tiene saponinas que engloban las partículas de grasa e impiden la absorción en el organismo, por lo cual se eliminan directamente. Además, inhibe uno de los pasos de la síntesis del colesterol, eliminando el malo sin reducir el bueno, lo cual sí ocurre con los medicamentos para controlar este desorden. En definitiva, el mate "colabora con que no se absorba el colesterol que consumimos".

Desde esta perspectiva, los investigadores apuntan a que podría recomendarse para acompañar una dieta de descenso de peso y no sólo por cuestiones estéticas, sino para reducir factores de riesgo vinculados al síndrome metabólico.

"Le falta marketing"

Es lo que aseguró Pérez Elizalde sobre el mate. Según consideró, es único en cuanto a lograr estos beneficios que no podrían obtenerse con otras infusiones. Señaló que otras como el té verde han tenido promoción y éste incluso logró ponerse de moda, no así el mate. Sin embargo, sus beneficios no podrían obtenerse con otras infusiones.

Esto en primer lugar por la cantidad de la ingesta: "Se está consumiendo más concentración de los principios de la yerba porque se usa más, alrededor de 50 gramos para un mate mediano, mientras que uno en saquito de yerba mate o de té tiene 2 gramos".

Hay que tener en cuenta además que en el transcurso de la cebada se va reponiendo, mientras que en general quienes toman mate lo hacen en sesiones prolongadas o varias veces en el día.

Por el contrario, hay que considerar que cuando la gente comparte el mate toma menos, dijo el licenciado en Nutrición Diego Messina, co-director del trabajo. "Porque (en términos de resultados) hablamos de 2 litros de mate diario y 100 gramos de yerba en el día, es decir un paquete de medio kilo cada 5 días".

El meollo del asunto son los "agregados". Es que si se toma con azúcar se estarían incorporando hidratos de carbono, obviamente no muy recomendables para una persona con sobrepeso. Por ello, si bien lo ideal sería consumirlo solo -el famoso "amargo"-, si es necesario endulzar es preferible un poco de edulcorante.

Pero el otro peligro es el "picoteo" al que puede llevar el mate cuando se toma durante un tiempo prolongado; y ni hablar si "nos juntamos a tomar mate", instancias en las que ya se sabe que habrá seguramente una amplia variedad de productos calóricos para acompañarlo, como las clásicas tortitas.

En definitiva, si bien los estudios se han hecho en personas con sobrepeso, los investigadores consideraron que a largo plazo y con una dieta sana el consumo de mate podría ayudar a controlar el peso corporal en quienes no lo tienen excedido.

En referencia a la sensación de acidez que puede producir, fue minimizada ya que -según dijeron- dependerá de cada organismo. "No hemos podido comprobar hepatotoxicidad", subrayó Pérez Elizalde, que sugirió a quienes perciban esto optar por yerbas suaves, que gracias a ciertos tratamientos atenúan la acidez sin perder los beneficios.

"De las 400 personas que hemos estudiado solo 5 han tenido problemas gástricos. Puede ser por falta de costumbre o porque toman el mate muy caliente entonces salen los dos primeros muy cargados", destacó Messina.

Otro beneficio: también produce saciedad

El proceso no termina acá sino que los investigadores de la Maza van por más. Es que el mate produce saciedad, otro beneficio en términos de controlar la ansiedad y el peso. "Está comprobado que produce saciedad pero en un análisis de este proceso se podría confirmar científicamente", destacó el bioquímico Rafael Pérez Elizalde.

"Nos queda hacer análisis de sangre para estudiar la leptina, que es la hormona de la saciedad". Es la que interviene cuando pasan períodos largos en que uno dice "me muero de hambre". Desde el punto de vista del investigador, el mate atenúa esta sensación.

En tanto, el licenciado en Nutrición Diego Messina resaltó que "produce saciedad no sólo a nivel del estómago sino además en el cerebro", porque da la sensación de que el cuerpo esta consumiendo algo.

Según Pérez Elizalde, esto "va a desmitificar que no es suficiente con hacer dieta para bajar de peso". Asimismo, agregó que en función de paliar la creciente obesidad se está en la búsqueda de productos naturales que puedan colaborar sin provocar efectos secundarios, como sí ocurre con algunos medicamentos que persiguen el mismo fin. Este fue uno de los temas destacados en unas jornadas sobre yerba mate y salud realizadas recientemente en Córdoba, de las cuales participó.

Por otra parte, para poner en relieve el creciente interés en los beneficios del mate mencionó que grupos de investigadores coreanos trabajan en la fabricación de cápsulas a partir de esta materia prima.

Fuente: losandes

Comentarios