Economía
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Argentina única: aumenta el precio de las naftas mientras que el valor del petróleo se hunde

El barril de crudo se desplomó 4% en EEUU, a 43 dólares, su menor valor en cinco años y medio.

La devaluación del yuan chino conmovió a los mercados financieros y golpeó a las cotizaciones del petróleo, que cayeron 4%, debido a la especulación acerca de una menor demanda de materias primas del gigante asiático que empujará a la baja de los commodities.
El petróleo de Texas, que se negocia en Nueva York, perdió un 19% en 2015, que se suma a la caída del 46% durante 2014. La variedad Brent, de referencia en Europa, retrocedió 15%, tras desplomarse un 48% el año pasado. El crudo en EEUU cayó 4,2% este martes, u$s43,08 el barril, mientras que el Brent bajó 2,4%, a 49,18 dólares.
Desde la estatización de la mayoría accionaria de YPF en abril de 2012, en la Argentina se vive una realidad diferente a la del mercado global de hidrocarburos, pues el Gobierno decidió sostener un precio del barril en el mercado interno a 77 dólares, como incentivo para incrementar la producción en el país, en el marco de déficit comercial en materia de energía.
Es decir que con cotizaciones entre 43 y 49 dólares por barril, a las petroleras no les conviene exportar, sino vender su producto fronteras adentro a los u$s77 del crudo "Medanito", pues el valor de extracción del campo neuquino fue establecido como referencia. Ese valor superiorimpide que se reduzcan los precios al público.
Desde la estatización de YPF, en abril de 2012, los combustibles en la Argentina se encarecieron 130%; mientras que el barril de petróleo vale 58% menos, desde los 103 dólares.
En 2015 el precio al público en estaciones de servicio aumentó un 10 por ciento. En la Ciudad de Buenos Aires el valor del litro de nafta súper de YPF se paga $12,45, mientras que la premium se vende a 14,02 pesos. Con un dólar comercial de $9,225, representan u$s1,35 y u$s1,52, respectivamente. Así, los precios de expendio locales son de los más altos de la región, apenas superados por los de Uruguay, un importador neto de petróleo, donde se paga u$s1,48el litro de súper.
Uruguay incrementó la nafta súper un 7,1% en el año, principalmente por la suba de 16,6% del dólar contra el peso uruguayo que encarece a los productos importados. Si bien la Argentina produce casi todo el crudo que consume, la distorsión de los precios internos encarece los combustibles (+10%) por encima del dólar (+7,3% desde enero).
Según datos del sitio especializado Global Petrol Prices, la nafta regular medida en dólares por litro cuesta u$s1,22 en Chile; u$s1,12 el litro en Perú; u$s1,11 en Paraguay; 0,93 en Brasil; 0,72 en Colombia; 0,52 Bolivia; 0,44 en Ecuador y tan solo dos centavos de dólar en Venezuela, que tiene el combustible más barato del mundo.
Detrás de los elevados precios internos del combustible está la necesidad de YPF, una sociedad anónima controlada por el Estado, de mejorar sus ingresos gracias a su hegemonía en el mercado de expendio, con una participación del 55 por ciento.
El analista Ariel Squeo, director de ICB Argentina, explicó a Infobae que "YPF tiene sus particularidades, su acción fue menos castigada que la de sus competidoras, porque tiene elprecio del barril de alguna manera subsidiado, entonces no es tan dependiente de las oscilaciones del petróleo. El aumento del combustible obviamente es para mejorar los números, por eso vemos que el petróleo baja y la nafta sube".
Fundamentos bajistas para el crudo
En las últimas jornadas se acumularon los informes que apuntan a que el petróleo continuará en tendencia bajista. China es un factor de fuerte incidencia para la caída de los precios del petróleo y las materias primas, con una previsión de crecimiento del PBI históricamente baja de cerca del 7% para 2015.
Para ETX Capital "un yuan más bajo encarece las materias primas para los compradores chinos. Una moneda china más débil puede potenciar las exportaciones del país, pero al mismo tiempo debilita su capacidad de importar materias primas como el petróleo". Desde Saxo Bank indican que "las materias primas que dependen mucho de China, principalmente el petróleo, y los metales industriales, sufrirán, porque el encarecimiento de las importaciones reducirá todavía más la demanda de este país".
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) elevó su pronóstico de suministros de los países fuera del grupo este año en casi 90.000 barriles por día, lo que implica que el sobreabastecimiento global continuará y que el cartel insistirá en sostener el bombeo para afectar la rentabilidad del "shale" de América del Norte y a otras fuentes competidoras, como puede ser Vaca Muerta. 
"Cuando el petróleo está subiendo hay más perforaciones, más actividad y más servicios: hay más inversión. Después de alcanzar un máximo del año en u$s62 el barril, volvió a caer y no encuentra piso ¿Quién va a poner plata en Vaca Muerta con este escenario tan negativo? No es un momento propicio y si el petróleo sigue más abajo, menos aún", apuntó Ariel Squeo.
"Vaca Muerta hoy está 'cajoneado', no tiene un incentivo. Además, políticamente, no oí a ningún candidato tomar a YPF y la búsqueda de ser autosustentables como un punto central de campaña", agregó el analista de ICB Argentina.
En tanto, JP Morgan redujo su proyección para el precio del crudo este año y el próximo por los aumentos en la producción. El banco prevé que los precios del Brent se ubiquen en 54,50 y 52,50 dólares por barril este año y el próximo, respectivamente, mientras que redujo su valoración delWTI (West Texas Intermediate ) a u$s48,50 por barril en 2015 y u$s46,50 por barril en 2016.
Infobae

Comentarios