Ovación
Martes 29 de Marzo de 2016

Argentina le gana con comodidad a Bolivia en el Mario Kempes

Argentina vence 2-0 a Bolivia en el Kempes con goles de Mercado, como en Chile, y de Messi, tras un polémico penal a Banega. La Selección de Martino se impone con claridad pero con una mala noticia: Di María se fue lesionado y en su lugar entró Correa. La Pulga llegó a 499 goles en su carrera y 50 con la celeste y blanca.  

El seleccionado argentino de fútbol, aún con tránsito irregular en las presentes eliminatorias sudamericanas rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018, intentará este martes dar un buen paso para reencontrarse con un estilo definido de juego en el choque que sostendrá con su par de Bolivia, por la sexta fecha de la clasificación continental.
El partido se jugará en el estadio Mario Kempes de la ciudad de Córdoba, en el ojo de la tormenta durante los últimos días por el estado del castigado césped, a raíz de recitales que se realizaron en el escenario del paraje Chateau Carreras durante los últimos 30 días.
El encuentro comenzará a las 20.30, el arbitraje estará a cargo del internacional venezolano Jesús Valenzuela y será trasmitido por la TV Pública.
Argentina viene de ganarle por 2-1 a Chile en Santiago el jueves pasado, mientras que Bolivia cayó en la altura de La Paz (3.650 metros de altura sobre el nivel del mar) ante Colombia, por 3-2.
El partido de esta noche asoma para el equipo de Martino como una excelente oportunidad para empezar a consolidar un funcionamiento colectivo que, en lo que va de la eliminatoria sudamericana, se vio apenas en cuentagotas.
Porque el representativo albiceleste consiguió en el estadio Nacional de la capital chilena una mejor recompensa desde lo numérico que en lo estrictamente futbolístico, más allá de la importancia de haber sumado 6 de 6 en los últimos dos compromisos en condición de visitante (contando el 1-0 a Colombia en noviembre pasado).
El propio Martino, en conferencias de prensa anteriores, llegó a poner en duda la existencia de "un estilo definido" para el fútbol argentino. Más allá de que, nobleza obliga, es cierto que el ex DT de Newell's y del Barcelona intenta no alejarse de premisas claras a la hora de armar su estrategia: tenencia de pelota o ataque por las bandas, entre otras, por ejemplo.
Diseñar el equipo en torno de Lionel Messi parece ser la alternativa más sencilla. Pero si el crack del Barcelona no remata al arco en 90 minutos (como ocurrió en el 2-1 a Chile), la observación estadística que se dio después de 117 encuentros no habla del mal desempeño del rosarino (de hecho, fue una de las figuras) sino del resto de sus compañeros, quienes no lograron acoplarse al funcionamiento ofensivo.
El equipo argentino tendrá, en principio, cuatro modificaciones respecto del once que viene de triunfar en Chile.
La zaga central será una novedad completa con los ingresos de Martín Demichelis y Javier Pinola (de muy buen campeonato con Rosario Central) en lugar de los suspendidos Nicolás Otamendi y Ramiro Funes Mori, respectivamente.Además, volverá a la mitad de la cancha Javier Mascherano (ya habilitado tras la suspensión por acumulación de amonestaciones), en reemplazo de Matías Kranevitter, mientras que en una variante de orden táctico, Gonzalo Higuaín (de fantástico presente en el Nápoli), irá por Sergio Agüero.
Bolivia presentará, en teoría, un esquema ultraconservador con cinco hombres en la defensa, cuatro mediocampistas y una sola referencia de área; Yasmani Duk (New York Cosmos de la North American Soccer League, Estados Unidos).
El director técnico Julio César Baldivieso (ex compañero de Martino en Newell's a mediados de los '90) sabe que un resultado poco decoroso (entiéndase una goleada en contra) le marcará el camino de salida antes de llegar a la Copa América 2016, a jugarse en junio venidero.
Los dos antecedentes inmediatos entre sí, por cierto, derivaron en resultados catástrofe para el combinado boliviano. En junio de 2015, en la previa de la Copa América de Chile, el equipo argentino venció por 5-0 en un amistoso en San Juan. Hubo tres goles de Aguero y dos de Angel Di María.
En un contexto mucho más problemático, el seleccionado boliviano volvió a enfrentarse con la Argentina en otro ensayo en Houston, en setiembre pasado. La derrota fue mucho más amplia: 0-7. En aquella noche los goleadores resultaron Ezequiel Lavezzi (2), Agüero (2), Messi (2) y Ángel Correa. 

Comentarios