País
Miércoles 12 de Enero de 2011

Argentina asumirá esta tarde la presidencia del Grupo de los 77 más China

Este grupor está considerado el foro mundial más importante de las naciones en desarrollo, al cual no podrá acudir el canciller Héctor Timerman debido al temporal que afecta a la ciudad de Nueva York.

"Por la cancelación de los vuelos hacia la ciudad de Nueva York por la fuerte tormenta invernal que afecta esa zona de los EE.UU., el canciller lamenta no poder viajar a esa ciudad donde hoy tenía previsto encabezar junto al secretario general de las ONU, Ban Ki-moon, la ceremonia en la cual Argentina asumirá la presidencia del Grupo de los 77", explicó la Cancillería a través de un comunicado.

Igualmente, el jefe de la misión argentina ante Naciones Unidas, el embajador Jorge Argüello, representará a nuestro país en el evento que tendrá lugar hoy a las 17 (hora argentina), en la sede del organismo multilateral, informaron desde el Palacio San Martín.

Desde hoy, la presidencia del organismo estará a cargo a partir del miércoles por Argüello, en representación de la Argentina y en reemplazo de la República de Yemen.

“Argentina llega a la presidencia del G77 para impulsar asuntos fuertemente relacionados con la cooperación económica mundial, como el manejo del medio ambiente, el cambio climático, la asistencia humanitaria, la sustentabilidad alimentaria y las migraciones”, dijo Argüello en previo diálogo con Télam.

En ese sentido, aseguró que “la Cumbre del Sur, el órgano decisorio más importante del grupo, tiene pendientes para los próximos meses debates clave sobre agua, alimentos, ciencia y tecnología”.

El Grupo de los 77 más China nació en 1964 como el foro de coordinación de los países en desarrollo, con 77 signatarios de su primera declaración conjunta, y desde entonces ha crecido hasta reunir 132 naciones (dos tercios de las Naciones Unidas) decididas a articular y promover sus intereses económicos y comerciales de forma colectiva.

Otra prioridad que se fijó el G77 desde su creación fue la promoción de un comercio justo, intensificando las relaciones Sur-Sur. Casi medio siglo después no sólo es más dinámico que el tradicional flujo Norte-Sur, sino que supone ya más del 40 por ciento de todo el intercambio mundial.

Télam

Comentarios