Mundo
Jueves 23 de Julio de 2015

Aprender a desconectarte del celular durante las vacaciones con 5 tips

Aprender a salir de casa sin el smartphone o reconfigurar la visibilización de las aplicaciones que se utilizan para el trabajo son algunas de las claves para desenchufarse durante el tiempo dedicado al descanso.

Las vacaciones son un tiempo para el descanso, el relax y para desenchufarse de las rutina del trabajo. Sin embargo, no son pocos los que, aún en vacaciones, están pendientes de lo que pasa en su ámbito laboral. En parte porque los smartphones permiten a los usuarios estar siempre localizables y online
 
"Parar la actividad en seco por vacaciones puede provocar más estrés y ansiedad, por lo tanto, hay que reducir el ritmo gradualmente", recomienda el psicólogo Manuel Armayones, director del máster universitario de Psicología 2.0 y mHealth (psicología, salud y calidad de vida) de la UOC. El caso más extremo quizás es el de la persona que "enferma nada más al empezar las vacaciones". El profesional lo atribuye a la situación de tensión laboral de los días previos, etapa en la que no se presta atención a las señales de agotamiento que nos envía el cuerpo. Explica que "desconectar de la presión, las prisas, la conexión continua y las reuniones interminables es lo que nos permite descansar, pero hay que hacerlo después de un trabajo previo". Aquí algunos consejos para la desconexión:
1. Cerrar durante los primeros días los temas pendientes. Es recomendable dedicar un rato durante los primeros días de vacaciones a comprobar que todo va quedando cerrado: mensajes pendientes, entregas, etcétera. "Es importante que no exista una interrupción brusca y que durante los primeros días realicemos un trabajo consciente de prepararnos", explica Armayones. Según el tipo de trabajo y el nivel de exigencia de estar "conectado", el tiempo de aclimatación puede ser diferente. 
 
2. Informar de que estaremos desconectados. Avisar que estaremos una temporada dedicados a otras actividades es otra de las recomendaciones tradicionales. Habrá entonces que programar los dispositivos con avisos automáticos de que, salvo urgencias reales, se está de vacaciones. Se pueden utilizar los avisos del correo electrónico, se puede cambiar el estado del WhatsApp o se puede usar cualquier otra herramienta que permita "disuadir" cualquier contacto que no sea realmente urgente. 
 
3. Reconfigurar la visibilización de las apps. Se trata de ir suprimiendo de la pantalla principal las apps más relacionadas con el trabajo (los calendarios, el correo electrónico profesional, las herramientas de gestión de información y tiempo, etc.), dejándolas a un segundo nivel, y sustituirlas por apps más útiles durante las vacaciones: lugares donde ir, reservas de vuelos y hoteles, guías de los lugares que visitamos, app de ejercicio y cuidado de la salud... «En definitiva, aquellas que nos ayuden a disfrutar y descansar», explica el profesor de la UOC. 
 
4. Hacer limpieza y liberar la memoria digital. Hay que liberar simbólicamente la memoria del móvil eliminando aplicaciones que no se utilizan, archivos y cualquier otro elemento que no permita preparar el tiempo de descanso. "También es una buena ocasión para guardar las fotos que tenemos en otro dispositivo y hacer otras nuevas o cambiar las imágenes que tenemos en nuestras pantallas de inicio, bloqueo, etc.", añade el experto. La limpieza y el orden es importante tanto en el punto de trabajo físico como en las herramientas tecnológicas.
 
5. Salir sin smartphone o llevarlo desconectado. En un momento en que los móviles se han convertido en compañeros inseparables, el experto recomienda salir de casa sin el teléfono inteligente o llevarlo desconectado para no distraer nuestra atención de aquellos con los que se comparten las actividades. En caso de tener que llevarlo, es importante adquirir el compromiso con las personas con quien se comparten las vacaciones de prestar la mínima atención al dispositivo. "Una puesta de sol y estar con un ser querido son mucho mejores sin pantallas de por medio", apunta Armayones. 
Fuente: lacapital

Comentarios