Mundo
Martes 01 de Diciembre de 2015

Aprendé a salir de una crisis

Atravesar una crisis es difícil pero ¡todo depende de vos!. Acá te dejamos una serie de herramientas que ayudan a pasar el mal momento de la mejor manera

1) No te victimices
Dejá de dar vueltas tu cabeza buscando la explicación de por qué te ocurrió tal situación y si fue injusto o podrías haberlo evitado; mientras te frenés ahí no vas a avanzar. La victimización paraliza.
 
2) Detenete, mirá y escuchá
Detenete unos minutos, poné en claro tu situación y los sentimientos que sentís al respecto. Entendé tu crisis. Procesala, hacé tu duelo. Leé, escribí o practicá rituales que canalicen tu atención en actitudes provechosas. 
 
3) Mantente conectada
 
Apoyate en personas que te conocen y te ayuden a ver las cosas de forma objetiva, que te digan cómo te ven ante la situación y puedan contribuir desde el exterior del problema con más información de la que uno dispone para resolverlo.
 
4) Usá tu mente a tu favor
Busca refuerzo positivo, recordá todas las situaciones en que has tenido éxito y has logrado superar alguna adversidad. Minimizá las experiencias negativas, no repases mentalmente tus fracasos o angustias anteriores, no se trata de ignorarlos, pero no les des poder ya que pueden hacerte sentir que tampoco saldrás adelante de la situación actual.
 
5) Canalizá tus emociones
 Transformalas en acciones que te lleven a ver las cosas de otra forma y te recarguen de energía. Tomá un curso, involucrate en una causa filantrópica, hacé ejercicio, invertí tiempo en hacer lo que te gusta e inspira.
 
6) Reconocé los cambios
 
Si es la tercera vez que te despiden o te enfrascaste en una relación negativa en la que repetís patrones, trabajá en tu autoestima y responsabilízate de tus acciones y decisiones.
 
7)  No llevés la crisis a todas las áreas de tu vida
Es verdad que una crisis  afecta muchas áreas en nuestra vida. Si te divorciaste o te fue mal con la pareja pero sos exitosa en tu trabajo, no lo descuides, al contrario, podés apoyarte en él para salir adelante.
 
Reflexión
 
En la vida se nos presentan eventos inexorables, como un desastre natural o la muerte de un ser querido, pero existen otras crisis que son producto de no hacer caso a las señales que Dios o la vida nos mandan. El mejor tiempo que tenemos para desarrollar lo necesario y estar preparados para enfrentar una crisis es cuando no la tenemos o acabamos de salir fortalecidos de alguna. No podemos abandonarnos a la inercia de la vida y lo cotidiano sin estar desarrollando en todos los niveles de nuestra existencia ciertos diques, contenciones y razonamientos que, en una eventual posibilidad, estén a nuestro favor y no en contra.
 
Si estás atravesando por una crisis, rodeate de gente querida, buscá ayuda. No te quedes observando el desastre a tu alrededor, movete y comenzá a dar esos pasos con fe, buscando superarla.

Comentarios