País
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Anses flexibiliza y amplía los créditos a jubilados, pero sin usar la tarjeta Argenta

Si bien la tarjeta no desaparecerá de manera inmediata, dejará de ser un instrumento de crédito y ahora servirá para acceder a descuentos especiales y tasas más beneficiosas.

A partir del próximo lunes, la acreditación de créditos se dará manera directa en las cuentas de los beneficiarios y no a través de la tarjeta Argenta, con una disminución en la tasa de interés, la posibilidad de acceder a un tope más alto de préstamos y una mejor relación de las cuotas con los haberes netos.

Así lo anunció este lunes el director ejecutivo del organismo, Emilio Basavilbaso, en una conferencia de prensa en la que enumeró un conjunto de modificaciones a la entrega de créditos, que dejarán de tramitarse a través de la tarjeta Argenta.

De esta forma, si bien la tarjeta Argenta no desaparecerá de manera inmediata, dejará de ser un instrumento de crédito y pasará a funcionar como una herramienta de fidelización con la que los jubilados podrán acceder a descuentos especiales y tasas más beneficiosas.


Basavilbaso subrayó que a partir del 28 de noviembre los créditos que soliciten jubilados y pensionados a la Anses "se acreditarán de manera directa en la misma cuenta en la que los solicitantes cobran sus haberes y ya no a través de la carga virtual en la tarjeta Argenta, tal como se venía realizando en los últimos tres años.

El crédito Argenta es el programa de préstamos destinado a todos los jubilados y pensionados del Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA), financiado con recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES.


El titular de la Anses dijo que la gestión de los créditos a partir de esta nueva etapa la hará directamente el organismo ya que se decidió no renovar el contrato existente con la firma que administra la tarjeta, que obtuvo el gerenciamiento del sistema de manera directa, sin licitación, y que cobra una comisión de entre 5 y 7 por ciento por cada operación concretada.

Además de la reducción de este costo financiero, la Anses aplicará una flexibilización de la relación cuota/ingreso, la cual ahora pasará del 20 al 30 por ciento de la cuota mensual a pagar respecto al haber jubilatorio.


Al mismo tiempo subirá el tope del crédito que el beneficiario podrá solicitar, ya que pasará de los actuales 30.000 a los 40.000 pesos, en tanto que habrá una reducción de las tasas de interés que se extenderán al 24%, 28% y 31,6% de acuerdo a los plazos de 12, 24 y 40 cuotas.

Embed

Fuente: Télam

Comentarios