País
Jueves 16 de Abril de 2015

Aníbal Fernández apuntó contra la madre de Nisman

"Si yo hubiera sido fiscal, la habría detenido"  sugirió el jefe de Gabinete, renovando las sospechas sobre el entorno más cercano del fallecido fiscal.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández , dijo hoy que si hubiera sido fiscal, habría pedido la detención de Sara Garfunkel, la madre del fallecido fiscal Alberto Nisman , tras el hallazgo en su domicilio de un arma similar a la encontrada junto al cuerpo de su hijo, para determinar "qué es lo que sabe" en este caso.

Fernández, en declaraciones efectuadas al ingresar a la Casa de Gobierno, sentenció: "Si yo hubiera sido fiscal, la hubiera detenido, y hubiera allanado hace 88 días, por lo menos" el domicilio de Garfunkel, "para ver qué sucedió y cómo se movilizaron" los familiares.

"¿Qué hace la pistola en manos de la madre? ¿La madre, qué es lo que conoce? ¿Cuántas horas estuvo en el departamento [de Nisman]? ¿Había una carta del fiscal? La presencia de esta arma, claro que cambia la situación, debe ser la primera vez que coincido con la jueza [Sandra] Arroyo Salgado", expresó el ministro coordinador.

Poco después, en diálogo con radio Vorterix, Aníbal Fernández aseguró: "No estoy pidiendo que declare en contra de su hijo, pero estoy diciendo que está tergiversando las pruebas".

Qué pasó. Anteayer, Sara Garfunkel informó a la Justicia que su hijo había dejado un arma guardada en su casa sin que ella lo supiera. Declaró que la encontró hace dos semanas en la baulera de su departamento, donde Nisman la había dejado junto a otros objetos durante unos pocos meses que vivió con ella, hace más de tres años, cuando se separó de Sandra Arroyo Salgado .

Garfunkel, quien declaró como testigo, dijo que no sabía de la existencia de esa arma y que se enteró el 3 de abril, cuando bajó a la baulera. La mujer no explicó por qué se tomó 11 días para informar a la Justicia de su hallazgo.

Polémica. La revelación del hallazgo del arma abrió otra polémica entre la ex mujer del fiscal, Arroyo Salgado, querellante en la causa que investiga su muerte, y Viviana Fein , la fiscal a cargo del expediente.

Según Arroyo Salgado, el arma es un dato que "cambia todo" en la causa, pero para la fiscal del caso, en cambio, no modifica nada.

Aníbal Fernández coincidió con la ex mujer de Nisman. "Cambia la situación, debe ser la primera vez que coincido con Arroyo Salgado", dijo.

"Llamativo", "cosas muy raras". Ayer, Aníbal Fernández ya se había referido a Sara Garfunkel. Había dicho que era "llamativo" que Garfunkel haya vaciado las cajas que tenía Nisman pocas horas después de que fuera encontrado muerto. Según el funcionario, la madre de Nisman "no respetó el duelo de un mes de la religión judía".

"Es llamativo, en pleno duelo, el hijo no había sido sepultado... En la religión judía se llama el duelo de un mes, que -lo digo con todo respeto y con mucha seriedad- no fue respetado por la madre, que es de práctica judía, al ir al banco a sacar las cosas de la caja", había planteado Fernández.

Para el ministro coordinador, el contenido de las cajas de seguridad podría aportar datos a la investigación por la muerte de Nisman. "¿Y si en la caja había una carta suicida? ¿Y si la caja demuestra que había acreedores o deudores para motivar la situación del fiscal?", se había preguntado.

"Me llama mucho la atención que habiendo sido [el experto en informática Diego] Lagomarsino el que le proveyó el arma con la cual se produjo la muerte, la madre no diga nada de para qué le pide el arma a Lagomarsino si él tiene un arma de idénticas características en su casa. Todas cosas muy raras", había agregado.

La Nación

Comentarios