A un click
Lunes 12 de Septiembre de 2016

Advierten que en Tierra del Fuego hay un nuevo caso de SIDA por semana

Según datos aportados por el médico infectólogo, Edgar Vega un caso nuevo de SIDA por semana se registra en Tierra del Fuego. Entre 1991 y 2015 se realizaron 494 diagnósticos de VIH en Tierra del Fuego.

Vega, responsable del programa ETS- SIDA indico que si bien hay un trabajo fuerte en testeos y entrega de preservativos de los programas provinciales "hace falta trabajar más en prevención", dijo. Además, hay escasez de material preventivo proveniente de programas nacionales.

La falta de campañas de alto impacto sobre prevención y detección de nuevos casos de VIH ha provocado que -si bien Argentina se encuentra en el top de tratamientos a nivel mundial- al mismo tiempo ha aumentado la cantidad de infecciones.

Así lo explica el doctor Edgar Vega, referente del programa ETS-SIDA en el Hospital Regional Río Grande, quien destaca que en cuanto a prevención en el país estamos "bajo cero".

"A partir de un congreso realizado en Sudáfrica se conoció que desde el año 2005 hasta el 2015 en la mayor parte de los países del mundo, las infecciones nuevas por VIH bajaron, mientras que en Argentina se triplicaron. Es el único país de Latinoamérica donde aumentaron las infecciones", dijo.

El crecimiento de casos no es muy diferente en Tierra del Fuego, y particularmente en Río Grande, donde –según dijo Vega- se acercan al Hospital dos casos nuevos cada dos semanas en promedio para recibir tratamiento. Aun así, la falta de campañas es algo que preocupa, aunque Vega destaca que "estamos muy bien respecto a los testeos y la entrega de preservativos, la gente se testea más y quizás ese es el motivo del aumento de casos".

"Creo que hace falta algún spot publicitario en los canales, para que llegue el mensaje del tema del uso del preservativo y que el paciente se testee, que es lo básico en esta infección, y que no solo previene VIH sino también otras infecciones", señaló Vega.

La renuncia del Director de Sida del Ministerio de Salud de la Nación, en medio de la crisis por falta de insumos también puso en jaque a las provincias. Carlos Falistocco estaba a cargo del área desde 2011 y dijo que dio un paso al costado por motivos personales. Pero su renuncia llegó en medio de reclamos por falta de reactivos y material preventivo.

En este orden Vega remarcó que si bien no hay falta de insumos por el momento en Tierra del Fuego, sí falta material –que envía Nación- para poder hacer prevención. "Acá nos están faltando folletos, porque a los pacientes nuevos les tengo que dar un manual de ´Vivir en positivo´ de los cuales ya no tengo más, y espero no tener problemas con los insumos dentro de poco". "Medicamentos y reactivos hasta el momento no he tenido problemas, pero tenemos un stock, cuando se termine no sé si van a venir más", sumó.

Números de la epidemia: El médico infectólogo recordó que el primer diagnóstico de VIH se hizo en Ushuaia en 1988 y en 1992 en Río Grande. "Actualmente Tierra del Fuego se caracteriza por tener una alta tasa de casos por cantidad de habitantes que se ubica alrededor de 29%, estamos entre las tasas más altas del país y los casos han aumentado", indicó y destacó que "aproximadamente el 70% de los casos están bajo tratamiento".

Los datos del programa provincial ETS-SIDA indican que entre 1991 y 2015 se realizaron 494 diagnósticos de VIH en Tierra del Fuego.

Solo en 2015 hubo 42 nuevos diagnósticos de VIH, de los cuales 30 casos corresponden a hombres y 12 a mujeres. El 62% de esos casos corresponde a Río Grande (26) y el resto a Ushuaia (16).

Además, se pudo saber –a partir de los datos de 2015- que el grupo más afectado se ubica entre los 25 y 35 años y que la principal vía de transmisión fue la sexual, en el 100% de los casos.

De las personas infectadas, se registraron cinco casos de SIDA, tres en hombres (60%) y dos en mujeres (40). De los cuales hubo dos fallecidos, ambos de Río Grande.

Vega explicó que el tratamiento médico disminuye las probabilidades, durante un embarazo cuya madre está infectada, de que transmita la infección al bebé y aumenta la calidad de vida. La clave: la detección temprana del virus. En este sentido también se informó que fueron cinco los partos en 2015.

Según el médico "lentamente se va perdiendo el tabú de esto que es el testeo, porque además ahora es mucho más habitual saber que hay un VIH en la familia o entre las amistades".
Reforzar la prevención

Vega destacó el hecho de que durante el año pasado se distribuyeron 136.800 preservativos en los 66 puntos fijos dispuestos en la provincia. Además, el número de testeos en el sistema público superó los 9100.

El médico asegura que para prevenir, hay que tener en cuenta tres cuestiones: "La primera es insistir en que la gente use el preservativo y que lo use bien, porque la mayoría lo usa al medio de la relación sexual, y hay que ponérselo de entrada". "Al preservativo hay que tomarlo como quererte a vos mismo y al prójimo, esta cuestión así", agregó.

En segundo lugar indicó que hay que realizar el testeo. "Al realizar testeos se pueden detectar más casos y tratarlos para evitar en lo posible el derrame de la epidemia", dijo.

Y finalmente, educación sexual en las escuelas. "En el secundario sobre todo, cuando empiezan las hormonas a pulular y a tener relaciones sexuales. Hay que apuntar a la clase sexual activa y enseñarles desde la escuela de una manera adaptada", expresó.

"Estamos mal en prevención, por eso he pedido al Ministerio de Salud la posibilidad de hacer un spot que haga hincapié en el uso del preservativo y el testeo. El otro punto sería reforzar la educación sexual en las escuelas", añadió.

Fuente: Crónicas Fueguinas

Comentarios