Mundo
Sábado 25 de Junio de 2016

Advierten que el nuevo diseño del iPhone 7 traería complejas consecuencias

Aunque no ha sido confirmado, se espera que el próximo modelo de los teléfonos de Apple no cuente con una parte presente en prácticamente todos los smartphones

Junto con las carcasas, uno de los accesorios más populares para todo tipo de teléfonos son los audífonos. Solamente tienes que entrar a cualquier tienda tecnología para darte cuenta que existen en todos los formatos y tamaños, pero con un punto en común: su conector jack.
 
No obstante, estos tradicionales equipos podrían dejar de ser útiles en la próxima versión de los teléfonos de Apple. Según numerosos rumores, el próximo iPhone 7 tendría como principal cambio un diseño mucho más delgado que todos los modelos anteriores gracias a una víctima: el conector tradicional de audífonos. En cambio, estos accesorios se conectaría ahora por medio del puerto lightning, el mismo que utilizan estos equipos para cargarse.
 
Este pequeño cambio permitiría no sólo un equipo de menor grosor, sino que también pudiera ser resistente al agua. No obstante, cambiaría el sistema de conexión de algunos de los accesorios más clásicos del mundo, tanto a nivel de auriculares como parlantes. Porque si bien, existirán alternativas de nuevos audífonos con puerto especial para iPhone, ¿que pasará una vez que su dueño quieran utilizar estos implementos en otro equipo?
 
De acuerdo a diferentes expertos, como John Gruber de Daring Fireball, este cambio en el conector de audífonos de Apple solamente es comparable a la desaparición de los discos floppy de los iMac a fines de la década de los 90. Una modificación que fue polémica y dolorosa para muchos, pero que terminó significando eventualmente la muerte de esta plataforma. Algo que repitió la empresa varias veces en las décadas siguientes, adoptando innovaciones como los USB o los discos SSD, o sepultando otras como el lector de CD y DVD en sus computadores.
 
El problema es que el puerto jack no tiene la misma relevancia que tienen todos estos sistemas, especialmente por su ubicuidad, por lo que no es directamente comparable con los anteriores cambios de la compañía.
 
Cuando Apple dejó de lado los discos floppy en 1998, se encontraba en un escenario en que eran evidentes las falencias de esta plataforma: tenían poca capacidad, eran lentos y ruidosos. No obstante, ya existían tecnologías que podían superarlos, como el caso de los CD-ROM.
 
Esta historia también se repitió en otros equipos de la compañía: los clásicos DVD. Esta plataforma desapareció completamente para el lanzamiento de los computadores MacBook Air, precisamente para crear un modelo más delgado. Así, entre 2008 y 2012, los puertos USB pasaron a ser la norma al momento de pasar archivos.
 
Una tecnología que ahora también está en peligro, por medio de la conexión Lightning y el novedoso USB Type-C, que en conjunto son puertos significativamente más pequeños, rápidos y eventualmente -en el segundo caso- universales para equipos de todas las compañías.
 
Así, cada vez que existen una transición -polémica o no- en algún minuto fue comprendida por los usuarios. Algo que no sucede precisamente en el caso del presunto diseño del iPhone 7, ya que estas nuevas tecnologías no son alternativas superiores, sino que sólo más exclusivas.
 
Por otro lado, el hecho de que eventualmente sólo se usen puertos Lightning de iPhone como USB Type-C para conectar audífonos podría significar un fin para la universalidad que solía tener esta tecnología, dejando de lado un estándar que ha sobrevivido por cerca de 50 años y ha estado presente en todo tipo de equipos: los clásicos Walkman, todo tipo de computadores, la consola portatil Game Boy hasta nuevos modelos de iPod, laptop y smartphones.
 
Sea alguna de estas tecnologías, o simplemente la conexión Bluetooth, el único sistema que sí está disponible en diversos equipos, todos significan una pérdida para los actuales usuarios de smartphones, sea a nivel de batería o de gasto en nuevos accesorios.
 
De esta manera, ninguna de estas alternativas presentaría una mejora o actualización para los equipos iPhone, a diferencia del caso de los discos floppy o los CD. Este es precisamente el problema del cambio que estaría planeando Apple, no porque sea un salto a una nueva tecnología, sino porque no presenta una verdadera ganancia para los usuarios.
 
La edad de los puertos de audífonos y parlantes, y su universalidad no deben ser características tomadas a la ligera, y el nuevo sistema que presente la firma de la manzana debe tener alguna ventaja a nivel de audio o un mejor argumento, sino, muchos usuarios no estarán del lado de este cambio.
 
Fuente: elmundo

Comentarios