País
Martes 05 de Abril de 2016

Adelantan indagatoria al empresario K Lázaro Báez

Lavado de dinero. El juez federal Sebastián Casanello le tomará declaración el jueves. La causa se aceleró a raíz de la difusión de las imágenes de La Rosadita.

El juez federal Sebastián Casanello resolvió adelantar para esta semana las declaraciones indagatorias del empresario kirchnerista Lázaro Báez y de otros imputados en una causa en la que se investiga el delito de lavado de dinero.

Fuentes judiciales revelaron que el nuevo cronograma obedece a un pedido del fiscal de la causa, Guillermo Marijuán, quien tiene previsto viajar en los próximos días a Estados Unidos en el marco de otra investigación.

La indagatoria de Lázaro Báez estaba prevista inicialmente para el 26 de abril y era la última de una tanda que incluye, entre otros, a su hijo Martín, a los financistas Leonardo Fariña y Federico Elaskar y al contador Daniel Pérez Gadín, pero ahora el empresario de la construcción debe comparecer el jueves venidero.

Se trata del caso de supuesto lavado de dinero que se aceleró a partir de la difusión de un video en el que a varios de los sospechosos se los ve contando grandes cantidades de dólares en la financiera SGI, conocida como La Rosadita, en el barrio capitalino Puerto Madero.

Según el reordenamiento dispuesto por Casanello, el miércoles 6 de abril prestarán indagatoria Sebastián Ariel Pérez Gadín (hijo del contador), Walter Adriano Zanzot (presidente de una empresa de taxis aéreos vinculada con Báez) y César Gustavo Fernández (titular de la financiera SGI); el jueves 7 lo harán Daniel Rodolfo Pérez Gadín y Lázaro Báez, y el 8, Fabián Rossi y Martín Báez.

Las declaraciones de los financistas Leonardo Fariña y Federico Elaskar, previstas para el 7 y el 8 de abril, en principio se mantienen en las fechas establecidas.

En rigor, Fariña y Elaskar fueron convocados a ampliar sus dichos después de una serie de declaraciones públicas de los últimos días en las que hicieron numerosas acusaciones a terceros.

Incluso Elaskar, quien fue dueño de la financiera SGI, acusó duramente a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Dijo que "la lavadora número uno es Cristina; en sus hoteles decía que tenía ocupado el 80 por ciento de su hotel pero facturaba por 10 por ciento; hacía ingresar su propia plata".

También, en referencia a las grabaciones con el conteo de millones de dólares y euros, afirmó que "van a ver desfilar a media Casa Rosada ahí adentro. La Rosadita era una cueva ultra mega vip".

Y aseguró que "Néstor (Kirchner) y Báez eran amigos, tenían línea directa. Báez es el delincuente más grande de la Argentina, tiene que estar preso, pero alguna protección debe tener todavía".

En tanto, Fariña habló días pasados desde la cárcel —donde está alojado por un caso de evasión impositiva— y lamentó ser "el único que está preso".

Además, esta semana Báez tiene otra cita en los Tribunales Federales, pero como testigo: fue citado por el juez Sergio Torres en el marco de una investigación sobre el ex jefe de la Afip y actual titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), Ricardo Echegaray.

Sucede que Báez dijo hace unos días que él podía "justificar el patrimonio, pero Echegaray no". El magistrado pretende que Báez, bajo juramento de decir verdad, ya que es testigo, le aporte detalles sobre lo que dijo sobre Echegaray, a quien investiga por supuesto enriquecimiento ilícito.

Comentarios