San Juan
Jueves 19 de Mayo de 2016

​Acusan al intendente de Caucete de querer cerrar un club por ser evangélicos

A través de un comunicado el presidente del Defensores de la Fe, explica que Julián Gil los intimó a desalojar un terreno que fue cedido por el ex jefe comunal Juan Elizondo por tres años. 

El presidente del club “Defensores de la Fe” acusa al intendente de Caucete Julián Gil de querer cerrar la institución deportiva por ser evangélicos y denuncia una persecución religiosa.
“Recibimos carta documento firmada por el intendente municipal de Caucete, prof. Julian Gil, a través de la cual nos intima a desalojar el predio que lícitamente hoy ocupa el club Defensores de la fe, argumentando que nuestra tenencia es sin derecho. Con esto, el intendente busca desconocer la ordenanza número 1.781 c.d.-2015 de fecha 19 de noviembre de 2015 y el contrato de comodato que rubricara el ex intendente Juan Elizondo, por un plazo de 3 años”.
Aproximadamente 150 niños y niñas participan en las distintas disciplinas deportivas abiertas, gratuitas e inclusivas que se brindan en un espacio de la ex bodega Torraga “Entendemos que esto no es más que una persecución hacia nuestra institución, la cual busca excluir. Desconocemos los motivos, aunque queda de manifiesto que se trata de una persecución religiosa, ya que el club es sostenido por nuestra iglesia, la “iglesia evangélica buenas nuevas”, sostiene Carlos Galuche.

Comentarios