A un click
Viernes 15 de Septiembre de 2017

Un violador escapó durante dos décadas y guardaba un siniestro trofeo de sus víctimas

La historia de James Lloyd impactó en el Reino Unido. Cómo cayó uno de los más misteriosos violadores de los últimos 30 años

Consiguió engañar a las autoridades durante dos décadas. Sometía y violaba a sus víctimas y capturaba su pretendido trofeo. Así, regresaba conforme a su vida diaria. Para el resto de la sociedad, era un "respetado hombre de negocios".

James Lloyd tenía una doble vida, una de las cuales era siniestra. Durante el día era uno más en su comunidad. Tenía sus propios intereses económicos y para todos era alguien que dedicaba su vida a hacer dinero. Pero por las noches, su demonio interior lo abordaba, transformándolo.

Atacaba a sus víctímas, mujeres, que se encontraban solas en la vía pública de Rotherham, en South Yorkshire, Inglaterra. Las sometía y violaba tras atarlas con sus propias medias en plazas deshabitadas, detrás de arbustos, en la soledad de las penumbras. Tras abusar de ellas, les robaba sus zapatos de taco. Sus elegantes stilettos. Los coleccionaba y guardaba en el garage de su propiedad: en total recolectó 126 pares, aunque no se sabe si todos pertenecen a las víctimas que se les pudo comprobar.
violador que escapó durante dos décadas (2).jpg

La detective que consiguió dar con su identidad es Angela Wright, quien siguió el rastro del delincuente sexual durante años. Una prueba de ADN fortuita fue clave para que la cacería llegara a su fin. La hermana de Lloyd fue detenida durante un control policial. Estaba borracha y sus datos -junto con las pruebas genéticas- fueron adjuntadas a la causa que se le inició. Allí, el perfil cromosomático coincidió con las víctimas que habían denunciado violaciones durante años sin que pudiera encontrarse al responsable.

Encerrado, Lloyd intentó escapar y suicidarse, pero no lo pudo concretar. Cuando era ingresado a la ambulancia, confesó una violación. Pero para Wright no era suficiente. Sabía que el hombre que acuñaba 126 pares de stilettos en su vivienda ocultaba más víctimas en su historia.

La detective consiguió videos actuales. "Tenía un horrendo fetiche por zapatos de tacos. Pasé muchas horas mirando videos de qué hacía con ellos. Tuve en claro que las violaciones se detuvieron porque se casó y concretaba sus fantasías con su esposa", dijo. Los ataques sexuales de Lloyd ocurrieron en áreas de Rotherham y Barnsley entre 1983 y 1986. La edad de sus víctimas: entre 18 y 54 años.

Lloyd ocultó su lado siniestro durante todos esos años. Se mostraba como un hombre que tenía una gran firma dedicada a la imprenta y que era conocido como un adicto al trabajo, donde pasaba horas y horas. Pero en 2006 su doble vida terminó y fue detenido y sentenciado a 15 años tras las rejas de cumplimiento efectivo.

La historia regresó al centro de la opinión pública británica luego de que se publicara un libro (Dead Like You, de Peter James) en el cual se detalla la historia del violador que cayó como consecuencia de un test de alcoholemia a su hermana.

Fuente: infobae

Comentarios