A un click
Domingo 16 de Abril de 2017

Pascuas: ¿por qué regalamos huevos de chocolate?

Una de las costumbres más extendidas en nuestro país y varias partes del mundo tiene que ver con la comer huevos de Pascuas.

Generalmente, la gente cree que regalar Huevos de Pascuas, tiene que ver con una tradición sólo consumista, pero en realidad se remonta a varias generaciones atrás.

¿Huevos de chocolate?

Los cristianos católicos que seguían la abstinencia de la Cuaresma, no podían comer, entre otras cosas, huevos ni productos lácteos. Entonces, los seguidores del culto católico guardaban huevos y para lograr mantenerlos frescos, los bañaban con una fina capa de cera líquida. Cuando concluía la "Cuaresma", se reunían delante de la iglesia de su ciudad, y los regalaban.

Con el tiempo, la iglesia católica fue cambiando las tradiciones, y hoy solamente recomienda la abstinencia de carne los viernes de la Semana Santa. Pero, la tradición de regalar huevos el domingo de Pascua siguió y de hecho continúa en muchos países del mundo.

Desde principios del siglo XIX se regalan también los huevos de chocolate, los preferidos por los niños.

¿Conejo de Pascuas?

En este caso, se cree que responde a una fantasía inventada por los propios padres, que simplemente da un "toque" mayor de ilusión al domingo de Pascuas. Los niños creen que es el conejo que trae los huevos. Éste es un personaje para la Pascua, como papá Noel lo es para la Navidad.

A su vez, existen otras vertientes que explican la tradición de comer huevos de chocolate en Pascuas.

Una de ellas explica que el origen de la tradición de consumir huevos al finalizar el invierno es una reminiscencia de la Edad de Hielo. Tras el duro invierno, y cuando apenas quedaban provisiones, con la llegada de la primavera volvían las aves desde el sur (esto solo es aplicable al hemisferio norte) y empezaban a poner huevos, de los que se alimentaban los seres humanos hasta que podían volver a cazar con la llegada de mejores temperaturas.

El intercambio de huevos de Pascua de chocolate es muy extendido en diversos países de Europa y América, como Polonia, Alemania, República Checa, Eslovaquia, España, Italia, Francia, Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Perú y Paraguay.

Comentarios