A un click
Sábado 18 de Marzo de 2017

¿Estás cansada de los flotadores? Enteráte cómo hacerlos desaparecer

Cambios positivos en la alimentación y más actividad física. Sin embargo, a pesar de la buena noticia que muestra la aguja de la balanza, los flotadores o flancos de la espalda siguen firmes e inalterables.

"Se trata muchas veces de adiposidades localizadas que persisten a la dietas y los ejercicios e incluso, están presentes en las personas más delgadas. Este tipo de grasa suele acumularse por falta de actividad física o por una alimentación poco balanceada, aunque también debemos conocer que tienen un alto porcentaje genético y hormonal", explica la doctora Griselda Seleme, cirujana plástica y especialista en estética.

También es bueno recordar que estos cúmulos de grasa "son las reservas de nuestro organismo. En la época antigua eran un mecanismo de protección para las épocas de hambruna. Los tiempos cambiaron, pero la genética queda. Por eso, aún el organismo tiende a acumular grasa en esas zonas puntuales y cuesta tanto combatirla", completa la Doctora Sandra List, médica clínica, especialista en nutrición y obesidad.

¿Qué hacer entonces? El paso fundamental poner en práctica un plan que incluya alimentación, actividad física y aparatología. Luego, fijarse plazos y metas realistas. Acá los puntos fundamentales para empezar a hacerles frente:

Actividad física

La clave está en aumentar la intensidad de los ejercicios aeróbicos. Para lograr buenos resultados, lo recomendado es realizar al menos 30 minutos de práctica, 4 a 5 veces por semana. ¿Las opciones recomendadas? Natación, remo o running, que ayudan a quemar calorías en forma uniforme. También las caminatas o el baile, ya que son prácticas placenteras y posibles de sostener en el tiempo. Además, este tipo de ejercicios mejora la salud cardiovascular, los niveles de colesterol y de azúcar en sangre, alivian el estrés y mejoran el sueño.

Nutrición

?Una de las pautas fundamentes es reducir el consumo de calorías diarias. Se calcula que una restricción de 500 calorías al día y un entrenamiento regular permiten bajar alrededor de 500 gramos por semana. La advertencia es no reducir drásticamente la ingesta ya que está probado que las dietas altamente restrictivas desaceleran el metabolismo, provocan debilidad y carencias nutricionales. Entonces, ¡comés poco, pero adelgazás mucho menos! ¿Cómo lograr una dieta adecuada?

1. Tratá de ordenar las comidas y de no saltear ninguna.

2. Intenta poner a raya algunos hábitos perjudiciales, como el picoteo fuera de hora, la panera del restaurant o las ingestas en horas de la noche.

3. Procurá que la mitad de tu plato saludable contenga vegetales frescos. El objetivo es cumplir la indicación de la Organización Mundial de la Salud de hacer cinco porciones de vegetales y frutas de colores variados al día.

4. Consumí una proteína magra en cada comida. Pescados, mariscos, pollo, carnes roja, huevos, los lácteos descremados, las legumbres y el tofu, son excelentes fuentes de proteínas de alto valor biologico. La porción ideal corresponde a la palma de una mano.

5. Consumí cereales y granos integrales. Son una fuente de energía de alto rendimiento y aportan fibras, minerales y vitaminas del grupo B.

6. Elegí alimentos que te den saciedad. Si se reducen las calorías, deben planearse combinaciones de alimentos que permanezcan más tiempo en el estomago y que no generen una sensación instantánea de hambre.

7. Evitá las bebidas alcohólicas y con alto contenido de azúcar.

8. Minimizá al máximo la cantidad de grasas saturadas (entre ellas, fiambres, embutidos, frituras y fast food), ya que además de provocar aumento de peso son muy perjudiciales para la salud

Las tecnologías aliadas

Con aparalología que avanza a pasos agigantados a favor de la estética, hay cada vez más propuestas para tratar los rollitos. La clave será una buena evaluación profesional para determinar el tratamiento más adecuada a mi cuerpo. Lo más importante para el éxito: la buena observación clínica y la constancia del paciente.

Criolipólisis. Logra la destrucción selectiva de cúmulos de grasa localizada de forma no invasiva y sin dañar otros tejidos. Los resultados son similares a los de una liposucción, pero sin pasar por el quirófano ni someterse a un sin posoperatorio. Se calcula que con este método se puede disminuir un 30% la grasa localizada, por sesión, en la zona tratada (Coolsculpting).

Luz infrarroja, radiofrecuencia y manipulación del tejido. Esta tecnología permite reducir la celulitis, contrarrestar la flacidez y los depósitos de grasa localizada. Según resultados clínicos, reduce en promedio de 3 a 5 centímetros al finalizar el tratamiento. El aplicador va succionando (absorción por impulsos) la piel para acercarla a la luz infrarroja que infunde calor. Una vez que la piel alcanza la temperatura correcta, entra en acción la radiofrecuencia bipolar, que calienta el tejido a mayor profundidad atacando los depósitos de grasa (Velashape).

Radiofrecuencia multipolar y pulsos magnéticos. Se trata de una innovadora sinergia entre pulsos magnéticos y radiofrecuencia multipolar, ideal para mejorar el contorno corporal y reducir la adiposidad localizada.

Fuente: entremujeres

Comentarios