A un click
Sábado 18 de Marzo de 2017

Conocé las diez claves para poder descansar mejor

Un conjunto de 72 países coordinaron una acción en coincidencia con el Día Mundial del Sueño para alertar sobre la importancia de mejorar los hábitos nocturnos.

"No dormir bien o tener una mala calidad de sueño repercute de forma negativa en nuestra salud", esa fue la conclusión a la que llegaron ayer un conjunto de 72 países que coordinaron una acción en coincidencia con el Día Mundial del Sueño para alertar sobre la importancia de mejorar los hábitos nocturnos ya que el 45% de la población mundial tiene problemas de sueño.

"Se puede morir antes por falta de sueño que por falta de comida, como consecuencia de todos los procesos biológicos que se originan durante el sueño. Además, no se puede vivir más de seis días durmiendo menos de cuatro horas", explicó el presidente de la Sociedad Española de Sueño, Joaquín Terán-Santos.

Distintos estudios difundidos en el marco de la jornada global de trabajo, destacan la asociación entre la duración del sueño corto, los trastornos del sueño y la desincronización circadiana del sueño con rasgos metabólicos adversos como, por ejemplo, la obesidad.

El sueño también puede ser la causa de la prevalencia de diversas enfermedades. Por ejemplo, el ictus es más frecuente en aquellas personas que sufren apnea obstructiva del sueño (AOS) y la insuficiencia cardiaca predomina hasta un 12/16% en aquellos cuyo sueño no es bueno.

Además, las personas que no pueden dormir bien durante toda la noche experimentan tasas más altas de presión arterial, diabetes, obesidad, la aparición de algunos tipos de tumores y otro tipo de enfermedades crónicas. A su vez, diversos estudios demuestran que "dormir menos de cuatro o cinco horas al día o dormir más de nueve o 10 horas al día en adultos aumenta un 12% el riesgo de mortalidad".

Existen alrededor de 100 patologías del sueño y las más frecuentes son el insomnio, con una prevalencia de entre el 20 y el 30%, el síndrome de las piernas inquietas, que afecta a un 5% de la población, y el síndrome de apneas-hipopneas del sueño (4-5%).

10 recomendaciones

1- Establezca horarios regulares de sueño y vigilia

2- Si tiene la costumbre de echarse siesta, no exceda los 45 minutos de sueño diurno

3- Evite la ingestión excesiva de alcohol cuatro horas de acostarse y no fume

4- Evite la cafeína seis horas antes de acostarse (café, té, chocolate y algunos refrescos).

5- Evite los alimentos pesados, picantes o azucarados cuatro horas antes de acostarse. Un aperitivo ligero antes de irse a la cama es aceptable.

6- Haga ejercicio con regularidad, pero no antes de acostarse.

7- Utilice ropa de cama cómoda y acogedora.

8- Encuentre un ajuste cómodo de la temperatura y mantenga la habitación bien ventilada.

9- Aíslese de los ruidos que causen distracción y elimine la mayor cantidad de luz posible.

10- Reserve su cama para el sueño y el sexo, evitando su uso para el trabajo o recreación en general.

Fuente: Infonews

Comentarios