San Juan
Lunes 18 de Enero de 2016

A pesar de la prohibición de bañarse en los canales, los adolescentes siguen arriesgando su vida

Todos los días se puede ver cómo familias enteras se bañan en el canal Céspedes, entre otros. En esta ocasión, los arriesgados colgaron una cuerda con la cual realizan maniobras de salto. En el lugar, no se advierte presencia policial. 

Familias enteras, adolescentes y niños sólos cientos de kilómetros de canales de riego de la provincia para refrescarse.
A pesar de que existe el artículo 148º del Código de Aguas que expresa que “queda prohibido poner obstáculos en los acueductos, sean estos canales, ramos o desagües, que pudieran entorpecer o interrumpir el libre curso de las aguas”, muchas familias obstruyen los cauces para bañarse.
En la imagen -enviada por un lector de sanjuan8.com- se puede apreciar varios adolescente que se bañan diariamente en el canal Céspedes. En esta ocasión ataron una soga a un árbol, la cual utilizan para balancearse y de ahí arrogarse con mayor fuerza al canal.
Varios días atrás, el personal policial detuvo en Chimbas a varios jóvenes que se bañaban, pero ni las muertes, ni las advertencias por parte del Gobierno sirven para concientizar sobre la verdadera peligrosidad.
Según fuentes de Hidráulica, la próxima semana se reunirán con productores agrícolas para ver de qué manera se puede disminuir el caudal de agua y que no afecte las plantaciones. Mientras tanto, sigue el peligro. 

Comentarios