Espectáculos
Viernes 10 de Julio de 2015

A los 83 años murió el actor egipcio Omar Shariff víctima del mal de Alzheimer

El famoso artista venía luchando contra la enfermedad en un hospital para este tipo de pacientes. Dejó un centenar de películas con actuaciones brillantes.

El actor egipcio Michel Demitri Chalhoub, conocido como Omar Sharif , falleció ayer a los 83 años, según confirmó la cadena Al Arabiy. "Murió por una crisis cardíaca en El Cairo. Estaba en un hospital especializado para pacientes con Alzheimer", declaró desde Londres su agente, Steve Kenis. En mayo pasado se supo que el artista padecía de ese mal luego de que su hijo lo contara al diario El Mundo en una entrevista.
Sharif supo construir una prolífica carrera en el cine internacional, con casi un centenar de títulos estrenado. Fue nominado al Oscar y recibió tres Globos de Oro. Entre otras películas, protagonizó Lawrence de Arabia (1962), Doctor Zhivago (1965) y Funny Girl (1968).
La carrera de Sharif comenzó con el pie derecho: su debut fue en el cine egipcio de la mano de Youssef Chahine, cuando tenía 22 años y de inmediato se convirtió en el chico del momento. Desde entonces, las propuestas se multiplicaron y realizó 18 películas seguidas. Pero sin dudas fue Lawrence de Arabia su film consagratorio. David Lean necesitaba un actor árabe que hablara bien inglés para este protagónico y Sharif no tardó en presentarse. Se convirtió en el príncipe Alí y el éxito fue masivo. Por ese papel recibió una nominación al Oscar. Ya convertido en una megaestrella de Hollywood, llegó su papel más recordado y elogiado: el del Doctor Zhivago, que le valió tres Globos de Oro.
Trabajó con directores como John Frankenheimer, Richard Fleischer, Fred Zinnemann, Francesco Rosi, Anatole Litvak, Blake Edwards, William Wyler y Anthony Mann.
Alejado
En sus últimos años de vida, Sharif estuvo alejado del mundo del espectáculo, aunque cada tanto hacía una aparición pública para eventos muy particulares como la que hizo en 2011 para el festival de cine de Nueva York o en 2013 para el festival de Vienna. Su enfermedad - el Alzheimer-, que mantuvo en secreto hasta este año, fue una de las razones de su alejamiento de las cámaras.
En 2007, además, Sharif tuvo un problema con la ley y fue condenado a dos años de libertad condicional por una fuerte discusión que mantuvo con un empleado de un restaurante.
La Nación

Comentarios