Mundo
Jueves 24 de Marzo de 2016

A 40 años del golpe, Francisco bendijo a las madres que tienen hijos desaparecidos

Lo hizo al recibir a un grupo de familiares de víctimas de dictaduras. El Vaticano ya trabaja en la desclasificación de archivos.

En las vísperas del 40 aniversario del golpe de Estado de 1976, el papa Francisco abrazó, besó y bendijo ayer a un grupo de familiares de desaparecidos que saludó al terminar la audiencia general de los miércoles. Inmediatamente, les envió una bendición a todas las madres que tienen hijos de-saparecidos.
Poco después, el Vaticano confirmó la desclasificación de los archivos sobre la dictadura argentina y ratificó que el trabajo de ordenamiento quedará listo “en los próximos meses”. Un anuncio similar formuló hace pocos días el gobierno de los Estados Unidos.
El Sumo Pontífice recibió ayer a un grupo de familiares de de-saparecidos, con quienes tuvo un encuentro “muy emotivo y cariñoso”, según relató a Marie-Noelle Erize Tisseau, hermana de Marie-Anne, desaparecida en San Juan el 15 de octubre de 1976. “Le dio un beso a mi mamá, que también vino a la reunión y le dijo que ese beso era para todas las madres que sufrieron la desaparición de un hijo y él imaginaba el dolor que eso representaba”, agregó Erize Tisseau tras la audiencia.
El Pontífice recibió en la Plaza San Pedro a Erize Tisseau; a Genevieve Jeanningros, sobrina de la monja francesa Leonie Duquet, desaparecida el 10 de diciembre de 1976 en Buenos Aires y a Cecilia Romero, sobrina del beato Monseñor Oscar Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 en El Salvador mientras celebraba una misa.
Jeanningros destacó el gesto papal y lo calificó como “una decisión muy importante para todos, por la claridad y transparencia”.  Y relató que “fue un beso y una bendición con una ternura muy grande”. Cecilia Romero destacó el gesto de Francisco de “recibir a todos juntos para recordar la barbarie que hubo en nuestros países”, en referencia al asesinato de su tío, ocurrido en El Salvador.
El gesto del Papa fue elocuente: ubicó a los familiares en la primera fila de la audiencia y los saludó con un beso a uno por uno. Y se dio a 24 horas del 40º aniversario del inicio de la dictadura cívico-militar que asumió en 1976, poniendo fin al gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón.
Ayer en el Vaticano volvió a hablarse de la desclasificación de los archivos. “El ordenamiento de los archivos lleva su tiempo porque implica la lectura y clasificación de los documentos. Algunos estaban más ordenados y otros necesitan más atención”, aseguró ayer el secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina, Carlos Malfa, luego de ver al papa Francisco en Roma. “En general se trata de cartas que se recibían y contestaban solicitando conocer el paradero de detenidos desaparecidos o alguna gestión en ese sentido. También hay recortes de periódicos de la época”, explicó sobre los archivos que la Iglesia y el Vaticano están ordenando conjuntamente.

Etchecolatz sumó otra condena a perpetua

El represor Miguel Etchecolatz fue condenado ayer a 25 años de prisión por el secuestro y desaparición en junio de 1977 de los militantes universitarios Daniel Favero y María Paula Alvarez. La decisión la tomó el Tribunal Oral  Nº 1 de La Plata. El ex Director de Investigaciones de la Policía Bonaerense ya purga tres cadenas perpetuas por delitos de lesa humanidad, por lo cual el Tribunal le fijó una pena única de prisión perpetua.
En el veredicto divulgado ayer, el Tribunal condenó por el mismo hecho a 25 años de prisión a los represores Fernando Svedas, Raúl Machuca y Julio César Argüello, quienes integraban la Brigada de Investigaciones subordinada a Etchecolatz.
Los magistrados, que fijaron para el 1º de abril próximo la lectura de los fundamentos del fallo, condenaron a los cuatro acusados como coautores mediatos de la desaparición forzada de personas en dos hechos, constitutivos del delito internacional de genocidio perpetrado durante la última dictadura cívico-militar.

Comentarios