Mundo
Domingo 26 de Julio de 2015

10 formas extrañas en las que tu perro te dice que te quiere

Existen las formas típicas en las que tu perro te dice que te quiere, las que ya nos sabemos: moviéndonos la cola, siguiéndonos a todos lados, lamiéndote y dejándote que lo abraces, entre muchas otras.

Sin embargo, también hay otras maneras poco convencionales en las que nuestros perros nos demuestran amor. Maneras que parecen todo menos demostraciones de cariño pero que en realidad sólo son esfuerzos de tu perro por decirte de cualquier modo que eres lo mejor que le ha pasado en la vida.
 
1. Mordiditas
 
No mordidas, mordiditas. Sí, mordidas chiquitas que sólo hacen cuando están muy contentos y que si te alcanzan a agarrar la piel se sienten como pellizcos muy dolorosos, como pellizquitos de monja. Ni siquiera abren bien la boca, sólo son con los dientes de adelante y lo hacen porque sus mamás les hacían lo mismo cuando eran bebés.
 
2. Tumbándote
 
Una cosa es que te haga fiestas cuando llegas a casa y otra es cuando tienen la misión de taclearte como jugadores de americano. Esto es especialmente cierto con los perros grandes que pueden brincarte o correr tan fuerte cuando te ven que si se estampan contigo ambos acaban en el suelo.
 
3. Ladrando
 
Hay perros que cuando ven que sus dueños se acercan desde lo lejos empiezan a ladrar y no hay poder humano que los calle. Te ladran para avisarte que ya te olieron o ya te vieron y que están desesperados por tenerte ya muy cerca.
 
4. Revolcándose encima de ti
 
Hay una gran diferencia entre cuando se acurrucan contigo o cuando te ponen tiernamente la cabeza en las piernas y otra cuando se revuelcan literalmente encima de ti. Lo hacen para que tu olor se impregne en ellos y porque la emoción es tanta que así pueden estar más cerca que nunca de ti.
 
5. Robándose tus calzones
 
Sí, porque nada huele más a ti que tu ropa interior, en especial la sucia. Hay perros que harán lo que sea por un calzón o un calcetín y hay unos que lo llevan al límite y se los comen, cosa que es muy peligrosa para ellos. La mejor manera de evitar que esto pase es cuidando que nunca estén a su alcance.
 
6. Trayéndote ratones, insectos o lagartijas muertas
 
Te trae a su presa para decirte que eres su amo y que te quiere tanto que te trajo un premio. No lo regañes ni entres en pánico. Saca la valentía a flote, dale las gracias, toma a la presa en una bolsa y ponla en la basura o entiérrala en el jardín.
 
7. Interrumpiendo besos entre tú y tu pareja
 
Sí, para marcar territorio y dejarle claro a tu pareja que tú eres de él. Más que celos, es una manera de decirle a tu pareja que sí, sí, le cae bien pero tu amor es sólo para él.
 
8. Robándote todo el espacio en la cama
 
Tú lo invitas a dormir contigo y en media hora te encuentras en una mini esquina y sin cobija, pues sí, tu perro se puede relajar tanto cuando está contigo que toma posesión de la cama, la cual también ama porque huele a ti. No importa el tamaño de tu perro, igual tomará control total de tu cama.
 
9. Lamiendo el aire
 
Si has visto a tu perro lamer el aire y que parece que estuviera pepenando copos de nieve, lo hace por que el aire huele a ti. ¿Puedes pensar en algo más tierno que esto?
 
10. Sentándose o acostándose encima de ti
 
Tu perro se sienta encima de ti porque no hay mejor lugar en el mundo para estar que contigo. Así de sencillo.
 
Fuente: de10 

Comentarios